jueves, 9 de mayo de 2019

Los animales tienen sentimientos

Si aún crees que los animales no tienen raciocinio ni sentimientos, compartimos esta historia que encontramos en Facebook de parte de un hombre, que tenía una iguana como mascota, y vivió algo realmente insólito y extraordinario que demuestra lo que los amantes de los animales sabemos: Los animales tienen sentimientos.

iguana

Historia: Los animales tienen sentimientos

"El día que mi mamá regresó a casa tras varios días en el hospital, su iguana oyó su voz, vio la puerta de la cocina abierta y se metió derechito a la recámara de mi mamá... su puerta estaba cerrada así es que no pudo saludarla y se regresó! Es el cerebro y corazón de un reptil dándonos una maravillosa muestra de amor
Mi mami partió de esta vida el dia 7 de Noviembre, yo no sabía que hacer porque nunca he tenido reptiles y no sabía cómo trasladarla a Querétaro y qué cuidados requeriría, además de que ya con los demás animalitos de mi mamá me saturaría y temía no poder cuidarla. Una prima me ayudó a conseguir un médico que ayuda a los animales exóticos, ya había venido a verla y dijo que sí podía recibirla pero regresaría después ya que tendría que acondicionarle un terrario.
En mis oraciones pregunté a mi mamá "¿Qué quieres que haga con tu iguana?, mándame una señal, mira, si para el martes 20, el médico aún no viene por ella, significa que quieres que me la lleve, si viene en ese período, significa que quieres que se vaya con el médico.
El mero 20 de noviembre me llama el médico para venir por ella, fui a "hablar" con ella para explicarle y cuál será mi sorpresa, ACABABA DE MORIR!!!!
Por la mañana la había visto bien y le dimos de comer (no comió), el médico vino y la revisó y constató que había muerto! Me explicó que estos animales tardan aproximadamente 15 dias en morir, "se van apagando poco a poco", mi mamá ese día cumplía 14 días de haber partido!!!!
SE FUE CON ELLA!!
La explicación que el médico dio es que son animales muy sensibles y que probablemente al no oirla ni olerla se estresó y se deprimió al grado de morir... mi creencia es que los animales son mucho mucho mucho más sabios de lo que logramos entender y que nos eligen (la iguanita llegó solita a casa de mi mamá cuando era pequeña, apareció en un árbol de su jardín), y que las almas pueden llegar a un nivel muy elevado de unión.
Hay cosas que van más allá de nuestra comprensión en nuestra limitación humana, pero para mi es una prueba más del gran amor que pueden sentir los animales y su gran fidelidad."

0 comentarios:

Publicar un comentario